Intel ofrece actualizaciones para las vulnerabilidades de seguridad

Para garantizar la máxima seguridad de los datos de nuestros clientes, colaboramos con el sector para desarrollar y distribuir soluciones de software y firmware para minimizar los métodos de explotación de vulnerabilidades dados a conocer por Google Project Zero (denominados “Spectre” y “Meltdown”). Hasta la fecha no hemos recibido ninguna información sobre la explotación de estas vulnerabilidades para acceder a los datos de los clientes.

A principios de diciembre comenzamos a distribuir las actualizaciones para firmware de Intel a nuestros socios OEM (por sus siglas en inglés). Para las CPUs de Intel lanzadas a lo largo de los últimos cinco años, esperamos proporcionar actualizaciones para más del 90% de la gama a lo largo de la próxima semana y los restantes para fines de enero.  Seguiremos ofreciendo actualizaciones para otros productos más adelante y estamos contentos con este progreso, pero reconocemos que hay mucho más trabajo por hacer para ofrecer soporte a nuestros clientes.

Kit de prensa: Vulnerabilidades de la seguridad y productos de Intel

Nuestro objetivo es ofrecer a nuestros clientes la mejor protección posible para hacer frente a las vulnerabilidades, minimizando el impacto en el rendimiento que puedan generar dichas actualizaciones. Tenemos planes para compartir información más detallada sobre el impacto en el rendimiento en cuanto sea posible, pero deseamos comunicar hoy información inicial.

Con base en nuestros más recientes comparativos de PCs, seguimos esperando que el impacto en el rendimiento de estas actualizaciones no sea significativo para los usuarios de cómputo promedio. Esto significa que los usuarios de PCs en hogares y lugares de trabajo no deberían observar una ralentización significativa de sus sistemas en tareas habituales como: lectura de correos electrónicos, escritura de documentos o acceso a fotos digitales. Basándonos en nuestras pruebas SYSmark 2014 SE, un benchmark de para PC, las plataformas basadas en la 8ª generación de procesadores Intel Core con almacenamiento de estado sólido, verán un impacto en el rendimiento del 6% o menos*. (SYSmark es un grupo de pruebas comparativas; los resultados de pruebas individuales obtuvieron unos resultados entre el 2% y el 14%).

Garantizar la seguridad de los datos de nuestros clientes es prioridad para Intel. Con el fin de ayudarnos a mantener seguros los datos de nuestros clientes, nos hemos centrado en el desarrollo y en las pruebas de las actualizaciones. Aún tenemos trabajo por hacer para tener una visión completa del impacto de estas actualizaciones en los centros de datos. Sin embargo, otras empresas del sector han comenzado a dar a conocer algunos resultados útiles. Tal y como informamos la semana pasada, varios socios del sector que ofrecen servicios informáticos en la nube a otras empresas han dado a conocer resultados que muestran un impacto muy reducido o nulo. Asimismo, Red Hat y Microsoft han comunicado información sobre el rendimiento.

En última instancia, el impacto general dependerá de la carga de trabajo específica, de la configuración de la plataforma y de las técnicas utilizadas para mitigar el impacto. En algunos casos se encuentran disponibles múltiples opciones para mitigar este impacto, cada una de ellas con diferentes efectos y métodos específicos de implementación. Para más información sobre estas opciones, visita nuestro informe técnico y este artículo de Google en su blog de seguridad  “Retpoline”. El sector y nosotros continuaremos investigando soluciones para ocuparnos de los casos en los que el impacto sea significativo.

Estamos comprometidos con ayudar a nuestros clientes a elegir el mecanismo de mitigación que mejor funcione para lograr todos sus objetivos: seguridad, rendimiento y compatibilidad. Continuaremos proporcionado datos y pautas adicionales tan rápido como nos sea posible.

Para más información y para acceder a recursos útiles, visita la página de resultados de seguridad en Intel.com.

*Configuración de KBL-R U 4+2:

Procesador: Intel® Core™ i7-8650U  (KBL-R U 4+2) PL1=15W TDP, 4C8T, Turbo hasta 4.2GHz Memoria: 2x4GB DDR4-2400 1Rx8 Samsung M471A5143EB1

Almacenamiento: Intel® 600p m.2 NVME SSD Resolución de pantalla: 1920×1080 SO: Windows* 10 Build RS3 16299.15. Política energética configurada a AC/High Perf para todas las comparativas Controladora de gráficas: 15.60.4901_whql RST: 15.9.1.1018_pv-RFfix

Configuración de CFL-S 6+2 95W:

Procesador: Intel® Core™ i7-8700K (CFL-S 6+2), PL1=95W TDP, 6C12T, Turbo hasta 4.7GHz Memoria: 2x8GB DDR4-2666 2Rx4 HyperX HX426C15FBK2/16

Almacenamiento: Intel® 600p M.2 NVMe SSD Resolución de pantalla: 1920×1080 SO: Windows 10 Build RS3 16299.15. Política energética configurada a AC/HighPerf for all benchmarks Controladora de gráficas: 15.60.4877_Whql, RST: 15.9.1.1018_pv-Rffix

El software y las cargas de trabajo utilizados en los benchmarks pueden haber sido optimizados para rendimiento solo con el uso de microprocesadores de Intel.

Las pruebas benchmark como, como SYSmark® y MobileMark®, se evalúan usando sistemas informáticos, componentes, software, operaciones y funciones específicos. Cualquier cambio en uno de estos factores podría causar una variación en el resultado. Debería consultar otra información u otra prueba de rendimiento para ayudarle a evaluar totalmente la compra que desea realizar, incluyendo el rendimiento de ese producto cuando se combina con otros productos. Para más información, visita  http://www.intel.com/benchmarks

 

 

Acerca de Intel:

 

Intel (NASDAQ: INTC) amplía los límites de la tecnología para hacer posibles las experiencias más increíbles. Se puede encontrar información sobre Intel en el newsroom.intel.com y en intel.com.

 

Intel y el logo de Intel son marcas comerciales de Intel Corporation en EE.UU. y en otros países.

Acerca de Intel
Intel (NASDAQ: INTC) amplía los límites de la tecnología para hacer posibles las experiencias más increíbles. Más información acerca de Intel puede encontrarse en newsroom.intel.com e intel.com>.

Intel y el logotipo de Intel son marcas registradas de Intel en los Estados Unidos y en otros países.

* Otros nombres y marcas pueden ser reclamados como propiedad de terceros.