Qué me enseñó un tobillo roto sobre el potencial de los coches autónomos

Coches sin conductor ayudarán a reinventar la movilidad en el siglo XXI

Kathy Winter

No es ningún secreto que durante mucho tiempo he sido una defensora de la industria de conducción autónoma y de su potencial para reducir el número de accidentes y salvar vidas, pero una reciente fractura de tobillo y más de dos meses en muletas han puesto eso potencial en foco, ya que finalmente entendí la lucha diaria que enfrentan millones de personas que sufren de movilidad reducida. Mientras cojeaba en el estacionamiento cubierto de nieve en el trabajo, imaginaba un coche que pudiera recogerme en mi puerta, dejarme en la puerta de la oficina, aparcarse por sí mismo y después volver a llevarme a casa al final del día.

Afortunadamente, no tengo que imaginar mucho más. Tanto progreso se ha hecho en los últimos meses que hemos pasado de la discusión de “si” la auto-conducción de coches es posible, a “cuándo” y “cómo” lo vamos a hacer. La parte tecnológica de eso ha sido resuelta: cientos de vehículos autónomos están demostrando sus capacidades en las carreteras todos los días e Intel está alimentando los “cerebros” que toman decisiones en la mayoría de ellos.

Ahora viene la parte más difícil: cuándo y cómo. Definitivamente iremos más rápido si trabajamos juntos, y creo que otros están dándose cuenta de eso. En una industria conocida desde hace mucho tiempo por sus ingenierías propietarias, estamos viendo que muchas compañías están uniendo sus fuerzas en la búsqueda de soluciones. Nuestro acuerdo con BMW y Mobileye para poner aproximadamente 40 autos autónomos de prueba en las carreteras a finales de 2017 es un gran ejemplo de cómo la colaboración acelera los resultados. La propiedad conjunta de HERE entre Audi, Daimler, BMW y ahora Intel ilustrará aún más cómo el compartir el conocimiento nos moverá adelante.

Pasar de nuestra fase de pruebas para ser una tendencia dominante requerirá algún tipo de acuerdo sobre algunos estándares clave. Por ejemplo, necesitaremos una forma estándar de usar la información recopilada por todos esos vehículos autónomos para que cada OEM o proveedor no tenga que registrarse, rastrear sus propios datos y crear sus propios modelos de conducción. Cada automóvil autónomo no debe tener que encontrar el mismo bache y registrarlo. Compartir cierta cantidad de código base y datos permitiría a los automóviles compartir esta información entre sí fácilmente y ayudar a responder a la pregunta “¿cómo?”

Mientras reflexionamos sobre “cuándo” y “cómo”, es importante pensar cómo los coches autónomos han sido rápidamente aceptados en conversaciones cotidianas. Cosa de ciencia ficción hace pocos años, ahora ellos están convirtiéndose en una figura central en grandes discusiones de tendencias alrededor de movilidad inteligente, ciudades inteligentes, casas inteligentes y el envejecimiento de los ciudadanos. Un masivo ecosistema sobre conducción autónomo ha surgido casi de la noche a la mañana, con fabricantes de automóviles, proveedores, empresas de tecnología, vendedores de software y otros más compitiendo por su papel en el automóvil autónomo. ¡Qué emocionante es trabajar en esta industria!

Aunque los coches sin conductor no han podido llegar lo suficientemente pronto para ayudarme con mi tobillo roto, ellos llegaran rápido. Hemos obtenido años de progreso en pocos meses, y veo 2017 como un año en el que la colaboración y la estandarización nos ayudarán a acelerar aún más. Estoy encantada de estar en un equipo que está reinventando la movilidad en el siglo XXI. ¡Qué viaje será eso!

Kathy Winter es Vice Presidente y Gerente General de la División de Conducción Automatizada de Intel Corporation. Se unió a Intel en el año 2016 viniendo de Delphi, donde concibió la primera conducción cross-country de un vehículo totalmente autónomo.  

Este es el primer artículo de una serie de Intel relacionad con conducción autónomas. Para comentar o ponerse en contacto con Kathy directamente, envíe correo electrónico a autonomousdriving@intel.com.

 

Acerca de Intel
Intel (NASDAQ: INTC) amplía los límites de la tecnología para hacer posibles las experiencias más increíbles. Más información acerca de Intel puede encontrarse en newsroom.intel.com e intel.com>.

Intel y el logotipo de Intel son marcas registradas de Intel en los Estados Unidos y en otros países.

* Otros nombres y marcas pueden ser reclamados como propiedad de terceros.