Radiografía al procesador Intel Pentium en sus más de 20 años

Aún vigente y actualizado, el procesador Intel® Pentium® fue el primer componente electrónico que utilizaba como marca un nombre, en lugar de un número, y logró posicionarse en la mente de los consumidores como referencia en desempeño de cómputo.

Santo Domingo, mayo de 2015 – En el año 1993 el Internet ya contaba con más de 14 millones de usuarios a nivel global. Para entonces, Intel presentaba un gran logro y sello personal para la marca, su primer procesador con la marca comercial “Pentium”.

Dicha palabra esta derivada del termino griego “Pente”, que a su vez significa cinco, lo cual se relacionaba con la quinta generación de la microarquitectura de sus productos,  la P5. Intel estaba interesado en que hubiese relación entre dicha terminología, pero aun así no lo pudo nombrar “586” debido a que no es posible registrar una marca compuesta solamente por números (fue conocido por su nombre código P5).

El primer procesador Intel® Pentium® ofrecía velocidad de 60 megahertz, poseía 3.1 millones de transistores y se ocupaba principalmente para aplicaciones de productividad básicas; comúnmente se integraba en aparatosos sistemas de escritorio de color beige que pesaban más de 9 kilos, sin contar el peso del monitor. Más adelante, la versión del procesador Intel® Pentium® que incluía el conjunto de instrucciones “MMX” y que fue presentado en 1996, no sólo brindaba al usuario un mejor manejo de aplicaciones multimedia, como por ejemplo, la ejecución de películas en DVD sino que ya se ofrecían velocidades de hasta 233 MHz, incluyendo una versión de 200 MHz y la más básica, que proporcionaba 166 MHz de reloj.

El procesador Intel® Pentium® Pro fue presentado en el mercado en 1995. Este procesador fue usado en supercomputadoras como la ASCI Red, parte de un programa del gobierno de los Estados Unidos para administrar su arsenal nuclear y que fue la primera en alcanzar el nivel de desempeño de Teraflops; su utilidad se vio reflejada en servidores, programas y aplicaciones para estaciones de trabajo que estuvieran en red, así como en funciones de audio, diapositivas, compartir pantalla y capacidades de colaboración de intercambio de archivos y trabajo remoto.

En 1997 la mayoría de las principales cadenas hoteleras desarrollaron sus sitios web para permitir reservaciones en línea. En ese mismo año, se lanzó el procesador Pentium® II, utilizando un peculiar formato de empaque, similar al tamaño de un teléfono celular de la actualidad. El siguiente año es lanzado el procesador Pentium® II Xeon™, el cual  se diseñó para cumplir con los requisitos de desempeño en computadoras de alto rango, servidores más potentes y estaciones de trabajo, ofreciendo innovaciones técnicas y servidores que utilizaban aplicaciones comerciales exigentes, como servicios de Internet, almacenamiento de datos corporativos, creaciones digitales y otros.

Para 1999, millones de personas comenzaban a vivir el amor en los tiempos del chat gracias al MSN Messenger de Microsoft*. Al mismo tiempo, el procesador Intel® Pentium® III ofrecía desempeño con imágenes avanzadas 3D añadiendo una mejor calidad de audio, video, pues fue diseñado para reforzar el uso del Internet, ya que permitió a los usuarios navegar a través de páginas pesadas, tiendas virtuales y transmitir archivos en video de alta calidad.

Superado el rumor del Y2K en el 2000, El 70% por ciento de los hogares estadounidenses ya contaba con al menos una PC, e Intel se posiciona con el Pentium 4, un microprocesador de séptima generación alcanzando altas velocidades que llegaron hasta 3.8 GHZ, con sólo un núcleo. Hacia 2003, Intel presentó el procesador Pentium® M, un cambio radical en la historia de la marca, ya que ese procesador estaba diseñado para optimizar el uso de la energía y ofrecer una mayor duración de la batería para el creciente mercado de las computadoras portátiles. El procesador Intel® Pentium® M fue diseñado en Israel y algunos de los nombres código hacían referencia a sitios arqueológicos como Banias o Dothan.

Finalmente, en 2015 cuando existen más de 3 mil millones de personas conectadas al internet en el mundo, el procesador Intel® Pentium® es originado con el proceso de manufactura de 14 nanómetros – el más avanzado del mundo- ofreciendo hasta 4 núcleos con más de 400 millones de transistores, velocidades de hasta 3.5G GHz,  y está disponible en gran variedad de dispositivos, incluyendo 2 en 1 (notebook + tabletas), notebooks y en equipos de escritorio “Todo en Uno” para hacer la experiencia del usuario más fácil, rápida y sencilla frente a un dispositivo con Intel adentro.