Vida corporativa: cómo los procesadores cambiaron la forma de

Hace 43 años, Intel creó el primer microprocesador que no paró de evolucionar los negocios y la vida de las personas


San Pablo, 30 de Octubre de 2014 – La tecnología ha dado pasos agigantados, uniéndose y facilitando la vida de las personas. Durante los últimos 43 años, Intel ha trabajado arduamente para que los microprocesadores se vuelvan más rápidos y potentes y, paralelamente, cada vez más pequeños y accesibles para empresas y usuarios finales.


Como prueba, Intel lanzó en 2014 tres nuevos procesadores más rápidos, delgados, ligeros, refrigerados, seguros y con menor consumo de energía enfocado en los negocios. Para enfrentar las exigencias de diversas cargas de trabajo y las necesidades de los centros de datos, que evolucionan rápidamente, se presentaron dos nuevas familias del procesador Xeon, las familias E7 v2 y E5 v3. En el último mes, Intel también dio a conocer su más nuevo procesador Intel® Core™ M con tecnología vPro para los negocios, el primer procesador de 14nm  en el mundo.


Los primeros procesadores de Intel para los negocios surgieron hace casi 20 años y no pararon de evolucionar. Los procesadores cada vez más delgados y potentes permitieron una gigantesca evolución en las tareas diarias de las empresas.


Antes, enviar un documento, que hoy es una tarea considerada simple y rápida de ejecutar con un correo electrónico, podría tomar horas o hasta días. El proceso de creación de un documento involucraba, por lo general, el uso de una máquina de escribir y el método más rápido para enviarlo frecuentemente involucraba el acceso a una línea telefónica y a una máquina de fax; sin embargo no había garantía de una entrega adecuada, pues era posible que al otro extremo llegara un documento ilegible.


Hoy Intel tiene una gama de dispositivos enfocados en empresas, desde la línea Core con tecnología vPro para PCs, notebooks, dispositivos 2 en 1 a tabletas con Atom vPro con un gran poder de procesamiento para realizar con eficiencia las tareas diarias de los empleados. Hay también soluciones específicas para gráficos de centro de datos, y para cargas de trabajo livianas escalables, como formas adicionales de controlar los costos además de soluciones con aplicaciones optimizada, que hacen parte de las líneas Xeon e Itanium. Los servidores y las estaciones de trabajo de nivel básico se están volviendo esenciales para muchas empresas.


Los microprocesadores modernos pueden realizar operaciones muy sofisticadas en áreas como la meteorología, la aviación, la física nuclear y la ingeniería, y ocupan un espacio mucho menor, al tiempo que ofrecen un mayor rendimiento y consumiendo menos energía que las generaciones anteriores. Cabe señalar que, en el inicio, el poder de procesamiento de las computadoras personales era inferior al de los teléfonos móviles de hoy en día, ni siquiera comparable con los procesadores disponibles hoy en el mercado. “Es interesante pensar que una tableta o un Smartphone con procesador Intel cuenta hoy con una potencia de procesamiento centenas de veces mayor que las computadoras más avanzadas disponibles hace más de 4 décadas”, explicó Gabriela Gallardo, Gerente de Marketing de Negocios de Intel para América Latina.

Novedades de Intel para los negocios


Para los dispositivos 2 en 1 empresariales, el procesador Intel Core M con la tecnología Intel® vPro™ ofrece mejoras en la seguridad, como la autenticación de hardware de múltiples factores, la segunda generación de Beacon Pass anti malware, la criptografía mejorada y un contenedor seguro con Intel® SSD Pro 2500 Series. El Intel® Core M™ vPro™ también es compatible con el Intel® Pro Wireless Display, así como con los servicios 2.0 basados en la localización. Ese procesador ha sido diseñado especialmente para proporcionar una óptima combinación de movilidad y rendimiento.


Con capacidades analíticas únicas dentro de la memoria la familia E7 v2 del Procesador Intel® Xeon® proporciona conocimientos procesables en tiempo real, para que las empresas puedan tomar decisiones más inteligentes y más rápidas, ofreciendo así productos y servicios a la medida, según las necesidades de los clientes. Con hasta un 80% más de rendimiento y hasta un 80% menos en el costo total de propiedad en un período de cuatro años que las alternativas de arquitecturas RISC. La familia E7 v2 del Procesador Intel® Xeon® también ofrece muchas otras mejoras en comparación a los procesadores de la generación anterior.


Las familias de procesadores Intel® Xeon® E5-2600/1600 v3 incluyen numerosas ventajas que proporcionan aumentos de rendimiento de hasta 3x en comparación con la generación anterior, eficiencia energética de primera categoría y mayor seguridad. Los procesadores son utilizados en servidores, estaciones de trabajo e infraestructuras de almacenamiento y de redes para impulsar una amplia gama de volúmenes de trabajo tales como análisis informático de datos, computación de alto rendimiento, telecomunicaciones y servicios de datos en  la nube, así como procesamiento de motor para el Internet de las Cosas.


“Hace más de 40 años se iniciaba un cambio inimaginable. Se iniciaba una era donde surgía la oportunidad de optimizar el trabajo del personal de las empresas, reducir la utilización del tiempo en tareas rutinarias, ganar eficiencia y dinamismo en las tareas que requieren análisis e investigación, llegamos a incorporar cada vez más la tecnología en nuestra vida cotidiana”, señaló la ejecutiva.

Intel lanzó su primer microprocesador, el 4004 en 1971. 24 años después llegó al mercado su primer procesador con chip de alto rendimiento para estaciones de trabajo, el Intel Pentium Pro. En 1998, Intel dio a conocer su primer procesador Intel Pentium II Xeon para los segmentos de estaciones de trabajo y servidores. 3 años más tarde, introdujo los procesadores Intel Itanium e Intel Xeon.